Mente Cuántica: 2010

14 oct. 2010

El Ártico; un mundo en extinción




El Ártico ha cambiado drásticamente desde que los primeros exploradores comenzaron a designar sus características geográficas. Regiones que fueron durante siglos inaccesibles por barco ahora se puede llegar con poca dificultad en verano. Literalmente, cientos de hombres murieron tratando de encontrar una ruta polar desde el Atlántico hasta el Pacífico. Este año, dos barcos pequeños han logrado atravesar tanto en el noreste y noroeste de rutas en una sola temporada y están en camino de completar una circunnavegación completa del Océano Ártico.

El hielo restante en el Ártico es un tercio del que habia en 1978, y no solo eso, sino que del existente solo un 15% tiene más de dos años.

En Cryosphere tienen un seguimiento exaustivo de la evolución del hielo Ártico, de 1900 hasta 2008. Juntandolo con los datos del NSIDC, que aunque de distinta manera tambien compilan esta información. El resultado es este gráfico:

11 oct. 2010

Mapa interactivo de la biodiversidad



El Museo de Ciencias Naturales de Cataluña ha desarrollado un mapa que reune miles de datos biológicos de los últimos 150 años, en una estupenda aplicación para que podamos observar los mas de 50.000 vertebrados, moluscos y artrópodos que componen la base de datos.

9 oct. 2010

Construye tu propio insecto robótico




Para los que les guste el maquetísmo, y ya hayan pasado de la fase de los coleccionables por fascículos, aquí tenemos algo interesante.

La marca puntera en robotica Pololu ha posteado un interesante manual de como hacernos con una legion de estos insectos de metal por un módico precio. Aparte de los componentes imprescindibles de elecrtrónica, tambien incluiremos unos clips para el montaje. El hexápodo podrá andar... y en un futuro quizás aprenda a hablar.

8 oct. 2010

El espectro de Brocken, bellísima muestra de la diosa naturaleza


La entrada de hoy es ciencia en mis propias carnes, literalmente, dejadme que os lo cuente. Hace poco estaba haciendo senderismo con una amiga por el parque natural de el Montseny, en Cataluña. A mitad de la excursión atravesamos una espesa niebla, y podíamos ver por fin el Sol al frente. Aquí es cuando se mostró un ente, una deidad; Es el espectro de Brocken.

El observador que ve su espectro con una halo alrededor de su cabeza, verá que otros compañeros próximos a él no lo poseen: cada uno ve el suyo y no el del otro.

7 oct. 2010

La biodiversidad de los trópicos en peligro

Ayer os comentaba una entrada que esta "relacionada" con esta, y es que el hombre es el principal destructor de la vida en la Tierra, en cualquiera de sus expresiones.

Los autores del trabajo señalan que dada la tremenda biodiversidad de estas regiones de la Tierra, estos cambios metabólicos tendrán profundas consecuencias locales y globales.

Los resultados del estudio muestran que los cambios que inducirá el calentamiento en las tasas metabólicas de las criaturas terrestres que regulan su temperatura corporal a través del ambiente, los animales denominados ectotérmicos, es relativamente grande en los trópicos en comparación con las regiones más frías que han experimentado más calentamiento.
Según los investigadores, dirigidos por Michael Dillon, esto tendrá serios efectos sobre esta fauna: los invertebrados, anfibios y reptiles tropicales necesitarán más alimento y probablemente perderán más agua a través de la evaporación, lo que tendrá repercusiones en toda la cadena alimentaria.

Dillon señala que los resultados apuntan a la necesidad de más estudios sobre los impactos del calentamiento sobre los organismos en los trópicos.

Según explica Raymond Huey, de la Universidad de Washington y coautor del estudio, "sólo porque el cambio de temperatura en los trópicos sea pequeño esto no significa que los impactos biológicos lo sean. Todos los estudios que estamos realizando sugieren que es justamente lo contrario".

Ayer os comentaba una entrada que esta "relacionada" con esta, y es que el hombre es el principal destructor de la vida en la Tierra, en cualquiera de sus expresiones.

6 oct. 2010

Los delfines de California sufren extrañas lesiones



La mayor parte de los delfines de la Bahía de Monterey, en California (EEUU), sufre periódicamente extrañas lesiones en su piel como las que se muestran en las fotografías. La organización marina Okeanis acaba de publicar un estudio sobre las posibles causas de esta patología, que afecta ya al 90% de la población californiana de delfines mulares ('Tursiops truncatus'), también conocidos como delfines nariz de botella.

Los científicos barajan varias hipótesis: las lesiones podrían tener un origen vírico aunque también es probable que sean causadas por la contaminación de las aguas en las que viven: "Estamos estudiando la posibilidad de que agentes contaminantes como los pesticidas y los metales pesados presentes en el mar estén debilitando el sistema inmunológico de los delfines, haciéndoles vulnerables a las infecciones", explica Daniela Maldini, oceanógrafa y principal autora de esta investigación.

Encuentran la Tierra prometida


Astrónomos de la Universidad de California en Santa Cruz y la Institución Carnegie de Washington, el planeta, acaban de descubrir un planeta que está en órbita alrededor de la estrella enana roja Gliese 581, a sólo 20 años luz de la Tierra. La órbita que sigue permitiría que hubiese agua en su superficie y que sea potencialmente habitable.
Con una masa tres a cuatro veces la de la Tierra y un periodo orbital de poco menos de 37 días, el planeta ha sido bautizado como Gliese 581g.

Si Gliese 581g tiene una composición rocosa similar a la Tierra, su diámetro sería de unos 1,2 a 1,4 veces la de la Tierra, y poseería una gravedad suficiente para retener una atmósfera, según Steven Vogt, profesor de astronomía y astrofísica en la Universidad de California en Santa Cruz.

Sin embargo, no todo el planeta sería habitable por el ser humano: sólo una parte. Y es que el planeta está anclado por las mareas de su estrella, lo que significa que un lado está siempre de cara a la estrella, y el otro en la oscuridad perpetua, ya que da la espalda a la estrella. La parte más habitables del planeta, pues, sería la línea entre la oscuridad y la luz.