Mente Cuántica: Análisis de la inquietante ilusión óptica de las serpientes rotatorias

21 jun. 2012

Análisis de la inquietante ilusión óptica de las serpientes rotatorias



Una de las ilusiones ópticas más impresionantes, que puede verse a través del enlace al final de este artículo, hace percibir movimientos en dibujos inmóviles que parecen imitar el movimiento inquietante de serpientes enroscándose o desenroscándose. Advertimos que esta ilusión óptica puede causar mareo a algunas personas, por lo que si usted experimenta tales síntomas debe dejar de mirar dichas imágenes.

Un revelador estudio muestra ahora cómo y por qué ésta y algunas otras ilusiones ópticas similares engañan tan bien al cerebro humano.

El estudio, llevado a cabo por los investigadores Jorge Otero Millán, Stephen Macknik, y Susana Martínez Conde, del Instituto Neurológico Barrow, dependiente del Hospital y Centro Médico St. Joseph, ambos en Phoenix, Arizona, Estados Unidos, explora las bases neurales del movimiento aparente en la citada ilusión óptica de Akiyoshi Kitaoka.

Kitaoka es profesor de psicología en la Universidad Ritsumeikan en Kioto, Japón, y está especializado en ilusiones ópticas basadas en formas geométricas que simulan movimientos pese a ser imágenes estáticas.

El nuevo estudio muestra que movimientos diminutos de los ojos y el parpadeo pueden hacer que una representación geométrica especial parezca moverse. Los resultados de esta investigación ayudan a explicar por tanto el misterio de cómo la ilusión de las serpientes rotatorias engaña al cerebro.

"Las ilusiones ópticas demuestran las vías por las que el cerebro crea una representación mental que es distinta al mundo físico", explica Martínez Conde. "Estudiando las ilusiones, podemos obtener datos sobre los mecanismos por los que el cerebro construye nuestra experiencia consciente del mundo".

Estudios anteriores de la ilusión de las serpientes rotatorias indicaron que la percepción de movimiento se debía a que los ojos se movían lentamente a través de dicha ilusión. Sin embargo, mediante el seguimiento de los movimientos oculares en ocho voluntarios, los neurocientíficos han encontrado en el nuevo estudio una explicación distinta: Los movimientos rápidos de los ojos llamados movimientos sacádicos, algunos de los cuales son microscópicos e indetectables a simple vista por el observador, y que desplazan la vista entre objetos en el campo de visión, generan el movimiento aparente.

Estudiar la diferencia entre la percepción y la realidad puede conducir a un conocimiento más profundo de la mente humana, tal como valora Martínez Conde. Lo descubierto por esta investigadora y sus colegas puede ayudar a conocer mejor las bases neurales de la percepción del movimiento, tanto en cerebros normales como en los de pacientes con lesiones cerebrales que afectan a la percepción del movimiento. Esta investigación podría, por tanto, ayudar al diseño de prótesis neuronales para pacientes con ciertos daños cerebrales.

Aquí puede verse, en diversos ejemplos elaborados por Akiyoshi Kitaoka, la espectacular ilusión óptica de las serpientes rotatorias. Recuerde que nada se mueve realmente en las imágenes de esa página; ninguno de esos dibujos que parecen imitar el movimiento inquietante de serpientes enroscándose o desenroscándose es un gif animado. Atención: Algunas personas pueden marearse si observan durante mucho rato esas imágenes; si usted comienza a notar una sensación de mareo, deje de mirarlas.

http://www.psy.ritsumei.ac.jp/~akitaoka/rotsnakee.html

Y si tienes Twitter... 

Fuente: noticiasdeciencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario